Close

palabra clave:

Entendiendo el florecimiento de medusas de 2012 en El Golfo de Santa Clara

Desde la década de 1970 ha habido preocupación en torno al incremento en el tamaño y la frecuencia de los florecimientos masivos de medusas en muchas regiones del mundo (1). Aunque no hay evidencia concluyente que compruebe que el deterioro del estado de salud de los océanos está relacionado con los florecimientos masivos de medusas (2), algunos científicos piensan que estas son una consecuencia de oscilaciones decenales naturales del clima global; mientras que otros argumentan que son sólo un preludio a los efectos que sufrirán los ecosistemas por efectos antropogénicos (3). Sin embargo, a pesar de la falta de entendimiento sobre las causas de estos florecimientos, en algunos casos se ven consecuencias económicas tangibles. En todo el mundo se han desarrollado pesquerías de medusa en respuesta a una alta demanda impulsada principalmente por los mercados asiáticos.

image description

Estos organismos florecen bajo varias condiciones, pero normalmente se asocian a temperaturas altas y contaminación costera, lo que puede mejorar la disponibilidad de alimento al liberar material orgánico en el agua. La mayoría de las medusas tienen un ciclo de vida complejo, con una fase en la que vive sujetada al suelo (estróbila), y otras en las que flota libremente (éfira y medusa). La estróbila requiere de fondos arenosos con corrientes de baja energía para desarrollarse, como las lagunas costeras en Guaymas, Sonora. La éfira y medusa dependen de una alta disponibilidad de alimento para crecer, así como corrientes fuertes que la traslade y concentre en áreas específicas.

En 2012, un florecimiento masivo de medusa bala de cañón (Stomolophus meleagris) ocurrió en el Alto Golfo de California en las aguas cercanas a El Golfo de Santa Clara (GSC), Sonora, México. La flota artesanal local capturó cerca de 20,000 t, lo que generó casi 3.5 millones de dólares en menos de 40 días entre finales de mayo y principios de julio (4).

Esto proporcionó un ingreso muy oportuno a la comunidad en una época del año en que hay una falta de disponibilidad de otras especies y la captura de peces es baja (5). Después de una temporada tan productiva en el 2012, el gobierno mexicano promovió programas de pesca para desarrollar una pesquería de medusas en el GSC, lo que incitó a los pescadores a invertir millones de dólares en infraestructura y equipo, con la esperanza de que el 2013 fuera igual de exitoso y productivo. Las medusas nunca llegaron en el 2013 y esas inversiones se convirtieron en pérdidas (6). ¿Es recomendable promover una pesquería basada en fenómenos esporádicos de los cuales se sabe poco?

Principales hallazgos:

El florecimiento de medusa bola de cañón en GSC en el 2012 fue el resultado de varios factores oceanográficos en el Golfo de California. Posiblemente estos organismos nacieron en Guaymas, Sonora, a unos 700 km sur de GSC, entre abril y mayo, meses en los que la temperatura del agua estuvo entre 20-30 °C. Durante el 2012, las medusas fueron expuestas a una gran disponibilidad de alimento (4-12mg/m3 Chla), y una corriente persistente hacia el norte que las transportó y agregó en el GSC un mes después. Este evento singular fue una oportunidad económica para los pescadores del GSC. Sin embargo, también fue una importante lección sobre el impacto de las pesquerías que se establecen con base en un recurso cuyo nivel de disponibilidad depende de florecimientos esporádicos, especialmente cuando las comunidades de la región dependen tanto de los recursos marinos. La medusa bola de cañón es una especie establecida en las lagunas costeras a lo largo de la región este del Golfo de California. Su distribución más al norte donde se sabe completan su ciclo de vida es Guaymas, Sonora (7). Cada año, cuando la temperatura del agua es de 21 °C, las pequeñas éfiras son liberadas, lo cual normalmente ocurre en el mes de marzo.

1. Brotz L, Cheung WWL, Kleisner K, Pakhomov E, Pauly D. Increasing jellyfish populations: Trends in Large Marine Ecosystems. Hydrobiologia. 2012;690: 3–20. doi:10.1007/s10750-012-1039-7
2. Condon RH, Duarte CM, Pitt KA, Robinson KL, Lucas CH, Sutherland KR, et al. Recurrent jellyfish blooms are a consequence of global oscillations. Proc Natl Acad Sci U S A. 2013;110: 1000–5. doi:10.1073/pnas.1210920110
3. Richardson AJ, Bakun A, Hays GC, Gibbons MJ. The jellyfish joyride: causes, consequences and management responses to a more gelatinous future. Trends Ecol Evol. 2009;24: 312–322. doi:10.1016/j.tree.2009.01.010
4. Agencias. Afecta a pescadores de Sonora insuficiencia de medusas. El imparcial. 2013; Available at http://www.elimparcial.com/EdicionEnlinea/Notas/Sonora/11082013/739602-Afecta-apescadores- de-Sonora-insuficiencia-de-medusas.html (accessed January 10th, 2014).
5. Erisman B, Mascareñas-Osorio I, López-Sagástegui C, Moreno-Báez M, Jiménez-Esquivel V, Aburto-Oropeza O. A comparison of fishing activities between two coastal communities within a biosphere reserve in the Upper Gulf of California. Fish Res. 2015;164: 254–265. doi:10.1016/j.fishres.2014.12.011
6. Organizacion Editorial Mexicana (2013) Falta de arribo de aguamala dejo perdidas millonarias en el poblado del Golfo de Santa Clara. La Prensa: Organizacion Editorial Mexicana. 2013; Available at http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n3041845.htm (accessed January 10th, 2014).
7. Carvalho-saucedo L, López-martínez J, García-domínguez F. Biología reproductiva de la medusa bola de cañón Stomolophus meleagris en la laguna Las Guásimas , Sonora , México. Hidrobiológica. 2011;21: 77–88.